porno

Entradas etiquetadas ‘faseolamina’

Hola, esto no es tanto una pregunta sino una propuesta de artículo. Soy seguidor habitual de tus publicaciones, sobre todo en 20minutos. Me gustaría que dedicaras un artículo a explicar un poco en que consisten las pastillas que se están poniendo de moda que “queman un 35 % de los hidratos de carbono consumidos” o que “queman hasta 1350 calorías al día” tales como YNC25 y otras similares. A mí me suena a mas pastillas milagro pero tengo curiosidad. La verdad es que es algo que los que estamos a dieta nos entra mucho por los ojos. Después de un año entero de dieta y ejercicio he logrado dejar 20 kilos, con no poco esfuerzo y ahora que me estoy estancando vuelvo a ser presa fácil de los “milagros” (Javier)

Hola Javier,

sin duda alguna enhorabuena por tus logros en lo que se refiere al adelgazamiento y muchas gracias por tu fidelidad hacia mi trabajo de divulgación. 

 

Efectivamente el tipo de productos al que te refieres reúne muchísimas de las características que “adornan” a los productos milagro: Aseguran resultados rápidos, basan su funcionamiento en procedimientos mágicos que no están respaldados por la ciencia, fomentan una incorrecta educación nutricional, etc.

 

En concreto, el producto al que haces referencia contiene un supuesto inhibidor de la absorción de hidratos de carbono presentes en la dieta. El planteamiento tras el que se persigue el adelgazamiento es sencillo: si una determinada proporción de hidratos de carbono presentes en la dieta no se digieren, implica que no se van a absorber, no se metabolizarán y por tanto no aportarán calorías, y serán excretados con las heces. Todo ello podría suponer sobre el papel, de forma teórica, un posible efecto ventajoso para la pérdida de peso.

 

La sustancia sobre la que en este caso se hace descansar este supuesto funcionamiento es la faseolamina. Se trata de un factor bioactivo no nutritivo extraído de una planta leguminosa, Phaseolus vulgaris (judía blanca), al que algunos estudios atribuyen la capacidad de actuar como inhibidor de la enzima digestiva alfa-amilasa, que es la encargada de descomponer los hidratos de carbono de cadena larga para que puedan ser absorbidos en el intestino.

 

Bien, y qué dicen las investigaciones al respecto realizadas en humanos con la pérdida de peso como objetivo final, ¿funciona y es segura la faseolamina en este sentido?

La actual bibliografía científica disponible no recoge suficientes estudios en humanos correctamente diseñados que demuestren la eficacia de la faseolamina como suplemento dietético para la pérdida de peso. Entre las limitaciones que presentan los estudios hallados se observa que el volumen de individuos de las muestras en los trabajos publicados disponibles son especialmente pequeñas, que no existen estudios a largo plazo y que en 2 de los 3 estudios que ofrecen resultados positivos en la acción de la faseolamina existen potenciales conflictos de intereses al estar financiados por laboratorios que comercian con faseolamina (algo que podría ser catalogado, cuando menos sospechoso, de ser poco imparcial).

 

Por tanto, a pesar de las esperanzadoras expectativas  de la faseolamina como herramienta para el control de peso, no parece prudente aconsejar a la población que ingiera este tipo de suplementos ya que faltan datos sobre su dosificación óptima, así como su efectividad y seguridad a largo plazo en humanos.

 

Te sugiero, como muchas veces he hecho, que te centres en adoptar las medidas dietéticas y de estilo de vida para alcanzar un peso saludable y que dejes el tema de los kilos a un lado. Si haces las cosas bien y perseveras las metas llegarán y disfrutaras con mayor probabilidad del trayecto que si te centras sólo en lo que pone la báscula. Ánimo y  gracias.

 

La información contenida en esta respuesta ha sido obtenida en gran medida del trabajo “Efectividad y seguridad de la “Faseolamina” para perder peso” de Basulto Marset, J. y colaboradores.